1887
Euroroundup Open Access
Like 0
This item has no PDF Download

Abstract

La prevención de la exposición es la estrategia más eficaz para la reducción del riesgo de infecciones ocupacionales transmitidas por vía sanguínea en personal sanitario. Los profesionales sanitarios también deberían estar sensibilizados de la importancia en términos medicolegales y clínicos de declarar cualquier exposición, así como tener acceso a expertos para recibir los consejos, la atención y el control adecuados. Se recomienda especialmente la vacunación contra el virus de la Hepatitis B (VHB) y una prueba de esta inmunización antes de la contratación laboral. El personal sanitario con niveles de anticuerpos anti-VHB post vacunales >10 mUI/mL, 1-2 meses después de ser administrada la vacuna, se consideran como respondedores, estando protegidos contra la infección por el VHB. Por eso en estos trabajadores no se aconsejan las dosis de refuerzo o el despistaje periódico de la concentración de anticuerpos. Se deberían adoptar estrategias alternativas para vencer la no-respuesta. Los profesionales sanitarios anti-HBc positivos tendrían que hacer pruebas para los niveles de IgM anti-HBc y de ADN-VHB: si estos son negativos, la respuesta anti-HBs a la vacuna puede diferenciar una infección antigua (anti-HBs > 50 mUI/ml 30 días tras la primera dosis de vacuna: respuesta anamnésica) o falsos resultados positivos (anti-HBs > 10 mUI/ml 30 días tras la tercera dosis: respuesta primaria): los pacientes verdaderamente positivos resisten a una re-infección. La gestión de la exposición ocupacional al VHB depende de la susceptibilidad del personal expuesto y del estatus serológico de la fuente. En el caso de que fuera necesario, debe iniciarse lo antes posible la profilaxis post-exposición con la vacuna anti-VHB, las inmunoglobinas de la hepatitis B o ambos (dentro de los siete primeros días). En ausencia de profilaxis contra el virus de la hepatitis C (VHC), la gestión del seguimiento de las exposiciones al VHC depende de si se decidió aplicar un tratamiento antiviral durante la fase aguda. Se tendrían que realizar pruebas de anticuerpos VHC en los profesionales sanitarios, a niveles basales y a los 6 meses; y de nuevo a los 12 meses para las fuentes de coinfección VIH-VHC. En el caso de recomendarse un tratamiento, hay que realizar la prueba de actividad de ALT (alanina aminotransferasa) a nivel basal y cada mes durante los cuatro meses siguientes a la exposición y el ARN-VHC cualitativo cuando se detecte un aumento.

Loading

Article metrics loading...

/content/10.2807/esm.10.10.00573-es
2005-10-01
2017-11-19
http://instance.metastore.ingenta.com/content/10.2807/esm.10.10.00573-es
Loading
Loading full text...

Full text loading...

/deliver/fulltext/eurosurveillance/10/10/art00573-es.htm?itemId=/content/10.2807/esm.10.10.00573-es&mimeType=html&fmt=ahah
Comment has been disabled for this content
Submit comment
Close
Comment moderation successfully completed
This is a required field
Please enter a valid email address
Approval was a Success
Invalid data
An Error Occurred
Approval was partially successful, following selected items could not be processed due to error